Periodoncia

La Periodoncia es la especialidad de la Odontología que estudia la prevención, el diagnóstico y el tratamiento de las enfermedades o anomalías que afectan a los tejidos que soportan los dientes (hueso, encías y ligamento periodontal). Las principales enfermedades periodontales son la Gingivitis y la Periodontitis. 

 

Periodoncia / periodontitis

Preguntas frecuentes

¿Qué es la Enfermedad Periodontal?

Es una enfermedad que afecta a las encías y al resto de las estructuras que soportan los dientes. La padece el 90% de la población por encima de los 35 años. Por esto, la especialidad de Periodoncia es tan importante

¿A quién afecta la periodontitis?

La periodontitis es una de las tres enfermedades más frecuentes entre los humanos, según la OMS.

La periodontitis tiene relación con otras enfermedades generales y puede aumentar el riesgo de accidentes cardiovasculares.

Por un lado, la periodontitis puede contagiarse entre personas susceptibles y por otro lado hay personas que poseen una tendencia genética a sufrir las enfermedades periodontales.

¿Cuáles son las causas de la Enfermedad Periodontal?

Las bacterias presentes en la placa dental son las causantes de la enfermedad periodontal. Si no se retira todos los días con el cepillo y el hilo dental la placa se endurece y se convierte en cálculo/sarro/tártaro. Las toxinas, que se producen por la placa bacteriana irritan las encías. Al permanecer un tiempo en el mismo lugar, las toxinas provocan que las encías se desprendan de los dientes y se forman sacos periodontales, las cuales se llenan de más toxinas y bacterias.

Conforme la enfermedad avanza, las bolsas se extienden y la placa penetra más y más hasta que el hueso que sostiene al diente se destruye. Eventualmente, el diente se caerá o necesitará ser extraído por falta de soporte óseo. 

 

Periodoncia / periodontitis

 

Pese a que las bacterias son las únicas que pueden causar la enfermedad periodontal, hay otros factores que pueden empeorarla como son: la genética, el tabaco, el estrés, la diabetes.

¿Cuáles son las etapas de la enfermedad periodontal?

Existen muchas formas de enfermedad periodontal. Entre las más comunes se incluyen las siguientes:

  • Gingivitis: es la forma menos severa de enfermedad periodontal. Las encías se inflaman, enrojecen y sangran con facilidad (excepto en el paciente fumador). Normalmente hay poca, o ninguna, incomodidad en esta etapa. La gingivitis es reversible si es tratada profesionalmente y con un buen cuidado de la higiene oral en casa.

Periodoncia / gingivitis

 

  • Periodontitis incipiente: si la gingivitis no es tratada, puede progresar hacia una periodontitis. En esta etapa la enfermedad periodontal empieza a destruir el hueso que sostiene a los dientes.

Periodoncia / periodontitis incipiente

  • Periodontitis moderada a severa: se desarrolla si las primeras etapas de la enfermedad pasan desatendidas. Ésta es la forma más avanzada de la enfermedad en donde ocurre una extensa pérdida de hueso.

Periodoncia / periodontitis modera y severa

  • Periodontitis agresiva: se caracteriza por la rápida pérdida de hueso alrededor de los dientes. Se produce una inflamación muy marcada sin excesiva acumulación de placa ni cálculo. En estos casos la predisposición genética es muy importante.

Periodoncia / periodontitis agresiva

¿Qué síntomas y señales de alerta podemos notar?

En ocasiones la enfermedad periodontal puede progresar sin ningún síntoma ni dolor. Durante una revisión dental regular, el dentista busca señales de la enfermedad periodontal, por lo que la enfermedad aún no detectada puede ser tratada antes de que avance.

  • Encías rojizas e inflamadas.
  • Sangrado espontaneo, al cepillarse o pasarse el hilo dental.
  • Encías que se desprenden de los dientes.
  • Dientes sueltos o separados.
  • Mal aliento.
  • Aumento de la sensibilidad dentaria, sobretodo al frío.
  • Alteración de la oclusión por movilidad dentaria y aparición de espacios interdentales.
  • Cambio en el ajuste de dentaduras parciales.
  • Pus entre la encía y el diente, abscesos y flemones.

   

¿En qué se basa el tratamiento de la enfermedad periodontal? 

El objetivo del tratamiento es eliminar la infección. Una vez controlada la infección, el proceso destructivo del hueso se detiene y de este modo se pueden conservar los dientes. 

Cuanto antes se trata, mejor pronóstico tienen estas enfermedades. Por esto, es importante acudir a la especialidad de Periodoncia ante los primeros síntomas. Realizamos una detallada exploración clínica, radiológica. Con esta información podremos desarrollar un tratamiento específico y eficaz.

El Tratamiento de Periodoncia consiste en:

  • Instrucción de higiene y mantención de una correcta higiene oral en casa por el paciente.
  • Descontaminación minuciosa de las raíces dentales mediante la eliminiación del sarro bajo las encias y mediante pulidos radiculares.
  • Cirugía de acceso y regenerativa cuando es necesario y posible.
  • Estabilización de los dientes móviles.
  • Seguimientos periódicos: Para evitar la reactivación de la enfermedad periodontal, es necesario visitar periódicamente al dentista para la eliminación de la placa dental bacteriana y cálculos acumulados.

¿La periodontitis se cura? 

La especialidad de Periodoncia puede curar la periodontitis realizando el tratamiento adecuado, pues conseguimos restaurar la unión encía-diente para evitar la entrada de microbios entre ellos, pese a esto en la mayor cantidad de los casos no es posible regenerar el hueso perdido. Además no se debe dejar de tomar en consideración que una vez curada la periodontitis, es necesario llevar un programa de seguimiento periódico de limpieza y eliminación de placa dental acumulada, evitando que la periodontitis se manifieste de nuevo.

Recomendaciones para un tratamiento impecable 

Nos gusta trabajar en cooperación con nuestros pacientes, buscando la comprensión mutua y compartiendo las decisiones, hablándolas y consensuándolas.

Por nuestra parte, garantizamos:

  • Un nivel máximo de competencia en el diagnóstico y tratamiento de sus problemas periodontales e implantológicos.
  • Una fiabilidad científica en las pruebas y el tratamiento que le recomendemos.
  • El cumplimiento del plan de tratamiento y los objetivos propuestos.
  • Un servicio amable, pulcro y puntual.
  • El uso de un instrumental esterilizado y materiales de calidad demostrada.

Para poder ofrecerle estas garantías, es óptimo que nuestros pacientes:

  • Asistan puntualmente a las citas concertadas.
  • Si no pueden acudir, avisen con 24 horas de antelación.
  • Colaboren siguiendo nuestras instrucciones y recomendaciones.
  • Cumplan con la forma de pago pactada previamente. Podemos ofrecer un plan de financiación a medida de cada paciente.

Nos comprometemos a trabajar al máximo nivel para estar a la altura de la confianza depositada es nosotros. Te esperamos